jueves, 28 de febrero de 2013

Magdalenas de natillas de vainilla y canela rellenas de chocolate con oreo.

Hoy hacía un día horrorooooosoooo, sin parar de llover, granizar y mucho viento... vamos que lo que apetecía era encender el horno para calentar un poquito la casa y ya de paso darnos una buena merendola.

Hacía días que quería hacer algo así, pero estoy liada con otras cosillas y no había encontrado el momento, así que hoy ya tocaba. Por el título tan largo parece que vaya a ser algo complicadísimo y nada más lejos de la realidad, y además están buenísimas. Se hacen en un momentito y con ingredientes facilitos de encontrar.

Vamos a lo importante...

Ingredientes (salen unas 10/12 magdalenas)

2 huevos M
125 grs azúcar
125 ml leche
125 ml aceite de oliva suave
200 grs harina
1 sobre soda (yo he gastado uno doble de esos que va el azul y el blanco)
1 cucharadita de postre de esencia de vainilla
1 natillas de vainilla (de las de abrir y comer jeje)
1 cucharada y media de café de canela (si te gusta mucho puedes poner 1 y media de las de postre)
otra cucharada y media de postre de azúcar
media tableta de chocolate Milka con galletas Oreo

Preparación

Ponemos el horno a calentar a 180 grados

En un bol echamos los huevos y los 125 grs de azúcar, los batimos con varillas hasta que blanqueen y doblen su volumen.
Luego vamos añadiendo, la esencia de vainilla, la leche y el aceite y batimos, añadimos la canela, la soda y batimos, añadimos las natillas y volvemos a batir.

Añadimos la harina y batimos. En las bandejas de magdalenas disponemos los papelitos y con un cucharón vamos poniendo a cada uno sin llegar al borde.

La media tableta de chocolate la partimos a trozos con un cuchillo, yo partía cada onza por la mitad, más o menos. Y los vamos cogiendo e introduciendo uno o dos trocitos en el centro de cada magdalena hundiéndolos un poco.

Por último, en una taza añadimos la cucharada y media de azúcar y la cucharada y media de canela, lo mezclamos con una cucharita y le ponemos un poco encima de cada magdalena (el copete que le saldrá luego y que podéis apreciar en la foto).

Lo introducimos al horno, yo unos 25 mins... pero vamos os aconsejo 15 e ir revisando tienen que haber subido y haberse dorado ligeramente, antes de eso prohibido abrir el horno. Una vez veamos que toman color ligeramente ya podemos abrir y pinchar para ver que ya están cocinadas por dentro, intentad no ir muy al centro ya que el chocolate os manchará el pincho en todo momento, pinchad donde calculéis que hay masa, un poco por los lados.

Y a la rejilla a enfriar y merendaaaarrrrr!!!

Yo ya me he comido dos, mi niño una y se lleva dos más para el cole para mañana almorzar, vamos que al sábado ya os digo yo que no llegan jajajaja.



2 comentarios:

Menos es Mas dijo...

Seguro que estaban buenísimas!!

Gracias por compartir.

Un abrazo,

María

Ana Dulce y Salado dijo...

Siii jejeje, muchas gracias Maria!