jueves, 7 de febrero de 2013

Macarons (I)

Uno de mis propósitos para este año era aprender a hacer Macarons, y que me salieran, no había probado uno en mi vida, pero los he visto y son taaan monoooosss jajaja, tienen muy buena pinta, y además todo el mundo les tiene miedo, así que como me gustan los retos... pues eso. Ayer me atreví después de un mes diciendo, va mañana los hago... ... va mañana los hago y ese mañana llegó ayer!

Os voy a poner mi experiencia y la receta que utilicé.

Ingredientes: (salen 15 macarons completos, si es que salen jajaja, o sea 30 medios ¿me explico?)

- 3 claras de huevo grandes
- 25 grs azúcar
- 200 grs de azúcar glas
- 125 grs. almendra molida
- colorante alimentario

Primero en un cazo batí las claras a punto de nieve, una vez ya montadas, le añadí el azúcar normal y seguí batiendo un poco más.

En un bol tamicé (paso importante) el azúcar glas y la almendra molida, la almendra no se tamizaba muy bien con lo que la pasé por la picadora para hacerla más fina y poderla tamizar bien.
Volví a tamizar junto el azúcar glas y la almendra.

A las claras de huevo a punto de nieve le eché una puntita de colorante en gel rojo, y lo removí y fui añadiendo la mezcla de azúcar glas con almendra poco a poco (y volviendo a tamizar ooootra vez) y lo moví todo con una cuchara (aquí no sé si hay que batir o no, yo no lo hice, ya experimentaremos en otra ocasión)
Removí y removí hasta que quedó todo bien integrado y se quedó una masa espesa, llaman punto de lava, no tengo claro si mi punto era de lava o de qué... dicen que tienes que poner en un plato y que tiene q formar una montaña redondeada, si queda puntiaguda hay que remover más, yo como soy muy chula lo hice un poco a ojo y me salté el paso jajaja...

Luego en la bandeja de horno ponemos papel de horno, y la masa la metemos en la manga con una boquilla redonda un poco ancha, (no sé el número de la boquilla sorry). Y vamos poniendo circulitos de masa en el papel de horno del tamaño de unos 4 cms aproximadamente de diámetro. Ojo que estén bien separados por si se expanden un poquito. Dejamos reposar a temperatura ambiente un buen ratazo, hasta que al tocar la superficie con cuidado esté con una pequeña costra, no se nos pegue al dedo. Otra opción que es lo que yo hice, es ponerlos en el horno, a unos 50 grados (flojito) durante un ratito. Ya sabéis dos opciones, ratito o ratazo, vosotros elegís... ;)

Una vez ya el macaron este con costrita (y esto sirve para que cuando lo hagamos al horno no se agriete por arriba y al calentar y expandir la masa tenga que hacerlo por abajo, es decir el macaron sube y se le forma el famoso pie, y por arriba se queda tan mono redondito y sin grietas)

Bueno ya están listos para hornear, ya no se pega lo de arriba y tiene su costrita, pues ale, al horno, previamente precalentado a 150 grados, durante unos 8 o 10 mins... esto es sentarse delante y observar, pq empezarán a subir, si los sacas pronto estarán crudos y pegajosos y si los sacas tarde se dorarán y no serán tan bonitos. El punto es hacerte amigo de tu horno y vigilarlo de cerca hasta que le pilles el tranquillo.

Una vez hecho esto, que tengan su pie y no se hayan agrietado (jajajaja que risa me da)... pues los sacamos y los dejamos enfriar. Mucho, porque sino se romperán al despegarlos.

Os voy a explicar mi experiencia... que os lo cuento y parece todo perfecto, no tengáis miedo eh? así es como se aprende... a mí me han salido mal, pero sé por qué (CREO), una de las cosas, el punto de lava, si lo hubiera controlado mejor, serían menos planitos  porque pensaba que iban a subir más en el horno que sí que suben pero aún así pienso que deberían haberme quedado más redonditos al ponerlos en la bandeja.
El horno, hice dos tandas, la primera, no se agrietaron, y no estaban crudos pero los podía haber dejado un minutito más yo creo, habrían salido mejor, además los saqué y los volví a meter en seguida porque vi q les faltaba, pero ahí ya creo q se bajaron un pelin y perdieron 'el pie'. Y la segunda, los dejé más y cogieron color por el pie... así que la culpa no la tengo yooo, la tiene mi horno que le gusta hacerme la puñeta... ya no sé qué regalarle para que sea mi amigo...

En fin, que los macarons me han ganado esta batalla, pero no me han asustado lo suficiente como para tirar la toalla, así que volveré al ataque!! hasta que lo consiga!

En otro post os pondré el relleno que les hice, pero hoy  no me da tiempo de más!!
Os dejo al menos la foto de los dos medio-decentes que no se rompieron al despegarlos o se agrietaron al hornearlos oooo se dorarooonnn etc etc etc jajaja
Buena suerte con vuestros macarons, ya me contaréis!!

 







4 comentarios:

La cajita de azúcar dijo...

hola !!!! yo no me atrevido nunca hacerlos xk tampoco los he probado y no se cojo tienen que ser de textura al cojerlos, eso me gustaría saberlo aunk fuera que me lo explicaran. pero con esta recetita tuya que se ve tan fácil ( he dicho que se ve no k lo sea) jijiji la probaré y ya te diré. besos guapi!!!

Ana Dulce y Salado dijo...

La textura una vez hechos... a ver como te lo explico... la capa de arriba se queda la costrita como si fuera glasa, si le clavas el dedo se resquebraja, y por dentro es como un bizcochito muuuy dulce, si no le pones extractos, es de sabor como mazapán, sabe mucho a almendra pero es muy dulce. Estàn muy buenos, animate a hacerlos y me cuentas :)

myriam al cuadrado dijo...

Quedaron preciosos. Nosotras aún no nos atrevemos.un beszo.

Ana Dulce y Salado dijo...

Gracias chicas! pues ánimo! Besos!